Cochinillas de la Humedad

No son insectos, son crustáceos

Crustáceos terrestres del orden Isópoda. Poseen 7 pares de patas ambulacrales. Aunque son terrestres, la mayoría de estas especies necesitan hábitats húmedos. Casi todos viven en la vegetación en descomposición.

Cochinilla común

Oniscus asellus

Tamaño

16 mm.

Descripción

Su cuerpo se divide en 3 regiones principales: cabeza, tórax y abdomen. Es de color gris con alguna mancha de color más pálido que el resto del cuerpo.

Los individuos adultos suelen tener el cuerpo brillante, mientras que los jóvenes tienen una textura más áspera.

Biología

Se alimentan de materia orgánica en descomposición.

Es común encontrarlas en espacios abiertos, con elevada humedad, debajo de piedras y troncos. Esta especie tolera suelos ácidos.

Cochinilla de la Humedad

Porcellio scaber

Tamaño

18 mm.

Descripción

Crustáceo isópodo terrestre, que presenta coloración variable (gris, marrón), con manchas mas claras. Con patas muy cortas. Dos pares de antenas en la cabeza.

El tórax esta dividido en 7 segmentos visibles. También presentan 7 pares de patas motoras (las hembras, poseen en sus patas, en la base, unos ensanchamientos para poder transportar los huevos)

Biología

Adaptado a vivir fuera del agua. Es capaz de retener el agua en su cuerpo, es por ello que vive en ambientes húmedos (sus branquias no toleran ambientes secos)

Es común verles escondidos bajo macetas y en grietas y huecos.

Para defenderse de los depredadores, producen una secreción de una especie de polvo con mal sabor y sustancias pegajosas.

Se alimentan de materia orgánica y de plantas en descomposición.

Especie nocturna.

 Ciclo biológico

No presenta fase larvaria.

Armadillidium vulgare

Armadillidium vulgare

Tamaño

18 mm.

Descripción

Con dos pares de antenas en la cabeza. El tórax está dividido en 7 segmentos bien visibles. Aspecto más redondeado que otras especies similares. Su concha es más gruesa e impermeable. Presenta unas proyecciones tubulares similares a las tráqueas de los insectos, por lo que es común verlas en ambientes secos.

Biología

Como mecanismo de defensa, pueden enrollarse y también producir un líquido maloliente para alejar a los enemigos. Se alimentan de materia vegetal en descomposición y de algas y líquenes presentes en las cortezas de los árboles y paredes.